Al-lah conoce la historia (parte 2 de 2)

4063 666

 2. La legislación religiosa humana
El siguiente objetivo en la mira del Islam es el enemigo que realmente ha causado estragos corroyendo lentamente cada mensaje de Al-lah en todas las sociedades: la legislación religiosa hecha por el hombre: innovación.
Aquellos que son ignorantes del Din (Religión) de Al-lah y su sabiduría, al ver este principio de prohibición estricta contra la innovación en asuntos religiosos, pueden llamarlo regresivo y considerarlo un impedimento para el progreso; pero quienes saben algo de historia atestiguarán cómo todos los mensajes de Al-lah cambiaron hasta ser completamente desfigurados y por último irreconocibles a lo largo del tiempo. Todas las creencias compartidas por grandes cantidades de personas tienen la tendencia a cambiar tanto en su presentación como en su esencia a medida que las circunstancias, necesidades y caprichos de las personas cambian. Estos cambios en la comprensión de la gente son sutiles y no se notan. En asuntos de la vida mundanal el entendimiento humano necesita progresar, por lo que este sutil cambio en la comprensión que lleva a la innovación y la adaptación es un instinto importante que Al-lah nos ha puesto. Sin embargo, en temas de la Verdad Absoluta sobre Al-lah y el propósito de la vida humana, un cambio de cualquier tipo es indeseable y se acumulará con el tiempo hasta dejar el Din de Al-lah totalmente distorsionado. Por lo tanto, incluso un cambio pequeño en los asuntos relacionados con la religión es tomado como contrario al Islam, y la innovación es condenada fuertemente por Al-lah y Su Profeta de manera inequívoca. Dijo Al-lah (lo que se interpreta en español): #{No prohibáis lo lícito ni permitáis lo ilícito, inventando mentiras acerca de Al-lah. Quienes inventen mentiras acerca de Al-lah no tendrán éxito}## [Corán 16:116]; y dijo (lo que se interpreta en español): #{Aquellos que siguen al Mensajero y Profeta iletrado [Muhammad], quien se encontraba mencionado en la Torá y el Evangelio, que les ordena el bien y les prohíbe el mal, les permite todo lo beneficioso y les prohíbe lo perjudicial, y les abroga los preceptos difíciles que pesaban sobre ellos [la Gente del Libro]; y quienes crean en él, lo secunden, defiendan y sigan la luz que le ha sido revelada [el Corán] serán quienes tengan éxito.}## [Corán 7:157]
Prohibir la legislación hecha por el hombre en la religión –es decir, la innovación– no es un principio regresivo, sino un principio que separa las verdaderas eternas de las condiciones variables de este mundo, y la salvaguarda de los caprichos de la pasión humana y de los vuelos de la imaginación.
Ahora, uno podría preguntarse por qué el principio de la innovación es tan importante en los actos de la adoración si sólo salvaguarda las verdades eternas. Lo que sostengo humildemente es que los actos de adoración son afirmaciones de las verdades eternas del Islam, puesto que la creencia y la acción no pueden ser separadas, como lo haría la lógica positivista simplista. El cuerpo y el alma están conectados íntimamente. Es por esta razón que al someter al cuerpo al hambre durante el ayuno, alcanzamos beneficio espirituales, y que al realizar ejercicio corporal durante el Salah mostramos y aseguramos la sumisión de nuestra alma a Al-lah. Por lo tanto, salvaguardar los rituales de adoración de la innovación es, de hecho, salvaguardar las verdades eternas que esos actos de adoración inculcan en las mentes y en las almas de los creyentes.
El efecto de “bola de nieve” en las innovaciones religiosas
Imaginemos, por ejemplo, agregar una frase a la oración como parte del Salah en las oraciones regulares. Al principio, algunas personas piadosas pueden comenzar diciendo esta frase colectivamente después de cada oración para aumentar el efecto de este acto culto. Los jóvenes los verían hacer esto, y algunos fieles podrían decirles a sus hijos que “sólo lo hacemos para aumentar las bendiciones”. Dos generaciones después, sin embargo, los bisnietos de aquellos que comenzaron esta nueva tradición seguramente no tendrán idea de cómo esta nueva práctica se desvía de las oraciones reales, y con el tiempo la considerarán parte regular del Salah y castigarán a quienes no lo hagan así. Ahora, cada generación puede agregar por su cuenta otra parte al acto real de adoración prescrito, de modo que en unas cien generaciones la adoración actual y la creencia que ella enfatiza podrían haberse perdido totalmente y no permanecerán más que las prácticas innovadas. Cuando hay muchas cosas añadidas a la adoración verdadera, se convierten en demasiado con qué lidiar, e inevitablemente la gente comienza a buscar opciones y eligen lo que es más fácil y atractivo, y lo que satisface sus deseos. De modo que una canción devocional con música y danza de hombres y mujeres puede llegar a ser un sustituto de lo que comenzó con un Salah sólo para Dios.
Ahora bien, pensarán quizás que he dejado volar mi imaginación y que en el Islam la gente jamás cambiará el Salah por canto y danza. Pero yo sostengo que eso es sólo debido a que el Mensajero de Al-lah advirtió con tanta fuerza contra la adición/supresión hacia/desde el Din, y estableció claramente que es un pecado que sólo es superado por el Shirk. En los mensajes que llegaron a la humanidad antes del Islam, estas distorsiones eran muy comunes.
Aparecen periódicamente movimientos reformistas en el Islam que una y otra vez examinan las prácticas y creencias de los musulmanes y tratan de ponerlas en concordancia con el Din Perfecto de Al-lah, lo que hace posible para nosotros saber exactamente cómo Al-lah le enseñó a Su profeta a realizar el Salah.

____________________________________

Leer la primera parte:

Al-lah conoce la historia (parte 1 de 2)

Related Articles